Quizás una pregunta que de repente puede surgir es, ¿Por qué debe existir una organización que trabaje en la conservación del bosque nuboso de esta zona del país?

En algunas zonas de San Ramón y Zarcero, tenemos la dicha de contar con la presencia de una vegetación muy particular, se trata de un bosque con condiciones nubladas la mayoría del año, presenta extensiones bastante importantes en tamaño y contiene las características fundamentales que la acreditan como tal. Al ser la vegetación y hábitat más representativo de la región y considerando los numerosos problemas ambientales que amenazan contra su existencia, se convirtió en una necesidad colaborar con los esfuerzos de conservación que se desarrollaran en la región, pero de manera que las personas de las mismas comunidades, pudieran intervenir en este proceso de una manera altamente participativa. Esto solo se lograría si la mayor cantidad de habitantes se involucrasen en actividades de investigación, apreciación, educación ecológica y conservación de muestras de la naturaleza presentes en sus comunidades. Así que para hacer conciencia de la importancia de su conservación, presentamos a continuación algunas de las características del bosque nuboso de occidente.

El bosque nuboso que encontramos en la región occidental del Valle Central el hogar de una enorme biodiversidad la cual es invaluable, estos bosques difieren mucho a otros tipos de vegetación que se encuentran en el país, aquí se da una interesante interacción de organismos que comparten la necesidad de las condiciones nubladas presentes en el área para su existencia. Son ecosistemas sumamente frágiles que se están viendo perjudicados considerablemente por el mal accionar del ser humano y por los cambios climáticos tan bruscos de los últimos años.

El bosque nuboso es una vegetación montañosa húmeda tropical creciendo en elevaciones específicas. Es un bosque alto caracterizado por tener casi 100% de humedad durante todo el año. Las nubes están constantemente moviéndose sobre los valles y las copas de los árboles. El bosque acumula agua a través de la evapotranspiración, ósea la acumulación de vapor de agua en el suelo del bosque nuboso y en las plantas aéreas, conocidas como epifitas. El abrigo de follaje está compuesto por una gran diversidad de epifitas, algunas actuando como una gran red para capturar humedad. Los troncos de los árboles están casi siempre cubiertos con musgos, bromeliáceas, helechos, líquenes, orquídeas y otras plantas. Típicamente, hay una banda de altitud relativamente pequeña en donde el ambiente atmosférico es más apto para el desarrollo de los bosques nubosos. Éste se caracteriza por un rocío persistente o nubes a nivel de la vegetación, lo que resulta en una reducción de la luz solar directa y por consiguiente de la evapotranspiración. Los árboles en estas regiones presentan generalmente raíces más superficiales, más cortas y más pesadas que otros bosques a menor altitud en regiones similares, y el ambiente húmedo promueve el desarrollo de abundantes epifitas vasculares. A su vez, esto facilita que el suelo se cubra de musgo y helechos, y flores como las orquídeas son comunes. Dentro de los bosques nubosos, la mayor parte de las precipitaciones se dan en forma de niebla, la que se condensa en las hojas de los árboles y luego gotea al suelo. Una de las cualidades que define al bosque nuboso (como opuesto al bosque lluvioso) es que en el bosque nuboso la mayoría de la humedad se obtiene de las nubes (neblina horizontal), y una menor cantidad es recibida como lluvia (gotas verticales). Muchos cientos de plantas han evolucionado dependiendo de la continua neblina, cientos de animales han evolucionado dependiendo de estas plantas.

El bosque nuboso existe debido al movimiento de los vientos húmedos tropicales que soplan de Este a Oeste desde el Mar Caribe. Esto vientos húmedos son forzados hacia arriba por las montañas. El aire se enfría a medida que va ganando altitud, y la humedad sale para formar gotas de agua que dan lugar a las casi siempre presentes nubes.

Ya que los bosques nubosos se encuentran en las montañas, son mucho más fríos que los calientes bosques húmedos tropicales con lo que la gente está más familiarizada. Los vientos de las montañas sumados al peso de las epifitas llenas de agua, causan la caída de ramas al suelo. Las ramas caídas forman claros, permitiendo el crecimiento de plantas tolerantes a la luz, produciendo un constante mosaico de sucesión. El suelo del bosque nuboso o la capa de humus tendrá menos fertilizantes naturales, es decir, las hojas que caen al suelo no se descompondrán lo suficientemente rápido para darle nutrientes a los árboles. En el bosque húmedo la lluvia cae en grandes cantidades y el compost que se forma de las hojas, los árboles caídos y otra vegetación del bosque tendrá tiempo para descomponerse. Los animales abundan pero los bosques nubosos tienen un follaje más denso lo que impide que nosotros como visitantes podamos verlos fácilmente. Es más, las aves son más abundantes y más evidentes en la maleza y en el bosque.

Una importante cantidad de sitios protegen una gran sección del precioso y frágil bosque nuboso. Sin embargo en los últimos años, las investigaciones han demostrado que este ambiente es aún más frágil de lo que se creía, por esto, proteger la zona donde se encuentra el bosque nuboso puede no ser suficiente. Los estudios realizados en los últimos años en la Reserva Monteverde, han mostrado que la producción de nubes está directamente afectada por la deforestación en las pendientes. Los vientos que soplan a través de los pastos y las tierras de cultivo son más calientes y secos que los vientos que soplan a través de los bosques. Cuando los vientos calientes y secos llegan a las laderas de las montañas en su camino hacia los bosques alpinos, deben subir más alto antes que se formen las nubes. La Reserva Chirripó está a lo largo de la parte más alta de la división continental: si las nubes se forman más alto se formaran sobre y no dentro del bosque, esto le roba a las plantas la neblina que es tan indispensable para su supervivencia. Mientras que este asunto ha sido bastante estudiado en Monteverde, se piensa que los bosques nubosos en otras zonas como en el sector del bosque nubosos de San Ramón y Zarcero presentan el mismo problema.

Los bosques nubosos intactos cumplen un rol muy importante en la hidrología de ciertas regiones del planeta, ellos capturan, almacenan y filtran agua que alimenta a las comunidades locales y a largos ríos a cientos de kilómetros de distancia. Las especies tanto vegetales como animales son únicas, de hecho el mayor porcentaje de endemismo está en los bosques nubosos que en nuestro caso Costa Rica lo comparte con el noroeste de Panamá. Los Quetzales y pájaros Campana, las orquídeas, bromelías y anfibios son organismos característicos de los bosques nubosos.

El bosque nuboso en Costa Rica es sinónimo de biodiversidad, observación de aves, caminatas y senderismo, ríos y riachuelos con aguas frías y gélidas, frescura, aire puro de montaña y acogedores pueblitos de montañas, con restaurantes y hoteles igualmente acogedores. Es por esto que el desarrollo de estudios de investigación que arrojen datos fundamentales para su conservación, son de vital importancia para así asegurarle a las futuras generaciones el disfrute de un ambiente sano como lo es de ser el bosque nuboso.